1995. 10 de septiembre. Fui nacido.

Esa es la fecha en que fui nacido, yo nací en pasiva, como los europeos. En todas las lenguas europeas nacer es pasivo, menos en español. Parece que tuviéramos la posibilidad al nacer de usarlo en presente: ¡¡nazco!! Sería terrible y seguro que la llegada al mundo sería una naricilla destrozada contra el suelo de un quirófano cualquiera.

Pero no, yo nací en mi casa, bueno, en la de mis padres, en la cama de matrimonio, con una comadrona, en la calle Almansa, número 11, una preciosa corrala del Perchel de Málaga, Andalucía, España, Europa, el Mundo. Mis fidelidades reales van al revés. Alguien bendito me evitó alguna semilla que debe sembrarse en el corazón de los nacionalistas, y no lo soy en absoluto, es más, la siento como una fuerza profundamente regresiva, una llamada de las cavernas.
 

Pero hablábamos del Perchel, y esto de internet es una maravilla porque ahora pongo una foto:

el Perchel de Málaga
Al fondo la iglesia del Carmen, donde fui bautizado, y esto de verdad que sí que fue pasivo, y donde, años más tarde, apostaté, activa y fervientemente. Y ésta es la calle Ancha del Carmen, la calle principal de del barrio que, de pequeño, me parecía una avenida.
La corrala era auténticamente una comuna como las de los hippies posteriores, pero sin amor libre (bueno, amor sí), sobre todo a la hora de comer, cuando uno pegaba la nariz olfateadora como un periscopio, a norte y sur, este y oeste, y acercándose, como quien no quiere la cosa, al olorcillo que más calentaba. Delicioso.

Marché de la corrala muy pequeño, pero recuerdo cosas de ella. Los lebrillos de lavar la ropa, por ejemplo. Y donde terminábamos nosotros cada sábado, como un higiénico rito, unas veces con lavanda, y otras con un jabón rojo que decían que desinfectaba y seguro que lo hacía, pero por peste, guerra química pura, los microbios se iban por peste. Qué horror de reminiscencias de la guerra que nos tragamos en la infancia entre chupa-chups y palodú.

 

Recent Entries

  • Sitios de interés

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *